sábado, 30 de octubre de 2010

Cambio de planes: nos vamos a China!!!!!

En 2008, a la vuelta de nuestro viaje por Polonia, decidimos que nuestro próximo destino sería New York.
Llegó 2009. Y decidimos aplazar un año más el viaje a la Gran Manzana por el importante desembolso que nos suponía... y es que el alojamiento en Nueva York es carísimo!!! A no ser que no te importe dormir en una cama con chinches, claro, que en Nueva York abundan.
Así que para 2009 optamos por un destino bastante más barato y cercano: nos fuimos a Berlín.
Y llegó 2010...
Miramos los vuelos a New York, buscamos un apartamento no muy caro, muy chulo y con mucha personalidad, en pleno Harlem, buscamos un montón de información por internet...
Pero Itzi se había quedado prendada con un reportaje de Callejeros Viajeros acerca de Hong Kong... y Txumi llevaba tiempo con el gusanillo de Asia corriendole por el cuerpo.
-¿Hong Kong? Jo, molaría un montón... pero, ya que vamos hasta allí, habrá que hacer un pequeño tour por China, no?
Empezamos a mirar por curiosidad. Los vuelos eran un poco más caros que a Nueva York, pero el precio del alojamiento en China, exceptuando Hong Kong, no tenía nada que ver...
-¿¿¿Que podemos dormir por 20€ la noche???
-Y por menos!!!
Así fue cómo lo que iban a ser 12 días en Nueva York y alrededores, se convirtieron en 21 días por China.
Y el viaje a NY, sigue esperando...
Aquí os contamos nuestras peripecias en nuestro primer viaje a China!!!

viernes, 29 de octubre de 2010

Preparativos (I). Itinerario.

Viajaremos en Octubre.
Ha sido casualidad, pero parece ser que es uno de los mejores meses para visitar China, ya que las temperaturas no son tan abrasadoras, y la humedad también disminuye. Perfecto para patear.
Lo malo de Octubre es que la primera semana es fiesta nacional en China, una época en la que los chinos aprovechan para hacer turismo interno, lo que ocasiona problemas a la hora de conseguir alojamiento, billetes de tren o avión... y que trae consigo la consecuente subida de precios.
Por suerte, nuestras vacaciones comienzan el día 5, por lo que no creo que tengamos muchos problemas.
Como nosotros odiamos los viajes organizados, donde te organizan la vida y te planifican hasta el tiempo que tienes para mear, con perdón, la opción era organizarlo nosotros, por libre.
¿China, y por libre?
Bah, seguro que no es tan dificil...
Lo primero que hicimos fue coger el vuelo.
Miramos un montón de compañías aéreas para coger el vuelo desde Bilbao.
Desde Madrid era más barato, pero la diferencia tampoco era mucha, y la comodidad de llegar a casa... no tiene precio :)
Al final, cogimos un billete "multi-destino", de esos que entras por una ciudad y sales por otra. Algo muy conveniente en un país como este, donde las distancias son enomes.
Encontramos un vuelo con Air France, llegando a Hong Kong y saliendo por Beijing. 805 euracos por persona, aunque se puede conseguir mucho mejor precio. Cuanta mayor antelación, más barato.
Saldremos de Bilbao el 5 de Octubre y llegaremos a Hong Kong al día siguiente a primerísima hora de la mañana. Así podremos aprovechar todo el día.
¡Bien! Ya teníamos el principio y el final del recorrido.
Para Itzi, el viaje comienza en el momento en que tiene entre sus manos la guia de viaje correspondiente, así que en cuanto tuvimos claro que lo de China no iba en broma, nos bajamos a la libreria.
Todas las guias sobre China son enormes, unos tochazos que pa qué.
Normal, por otra parte, porque el pais es inmenso.
Al final nos decidimos por la Lonely Planet. 1084 páginas. 35€.
Habíamos leído en los foros que resultaba muy útil, ya que trae escrito en chino los nombres de los sitios... y es que ¡la mayoría de los chinos no saben inglés! Y como nosotros tampoco tenemos ni idea de chino... pues parece que nos puede venir bien :)
En contra tiene el peso. Pero nos servirá para hacernos una idea general del país y extraer los datos más importantes de los diferentes lugares que visitaremos. Fotocopiaremos lo mas interesante y así no tendremos que ir cargando con la guia entera todo el día en la mochila...
Más interesante resulta la pequeña "Mandarín para el viajero", ya que no pesa casi nada y resulta bastante práctica a la hora de hacerse entender en restaurantes, estaciones y demás.
Lo que nos va a dar pena es no poder mantener una conversación más o menos fluida con los lugareños... porque eso sí que enriquece el viaje...
Así que para el próximo viaje, a aprender chino se ha dicho!!!
El siguiente paso era planificar el recorrido que haremos.
Buf! La verdad es que te quedas mirando el mapa y no sabes ni por dónde empezar...
Al final, leyendo mucho por internet, y con ayuda de la guía y del foro www.losviajeros.com, decidimos hacer un "tour" bastante clásico para la gente que visita China por primera vez: Hong Kong, Guilin, Yangshuo, Xian, Shanghai y Beijing.




Unos 9000 kms. de nada... Qué paliza!!!

jueves, 28 de octubre de 2010

Preparativos (II). Alojamiento.

Bueno, ya íbamos avanzando...
Lo siguiente sería reservar un alojamiento en la ciudad de llegada: Hong Kong.
Los precios allí son similares o superiores a los europeos... nada que ver con lo que encontraremos en China continental.
Comenzamos mirando los hostales. Encontramos uno bastante chulo. Enano, eso sí, pero en Hong Kong es lo que hay.
Se trata del Hop Inn, que ofrece habitaciones dobles por 50-60 euros. Pena que para cuando nos pusimos en contacto con ellos, ya no tenían habitaciones dobles :(
Una lástima! Porque el hostal está muy bien ubicado, y las habitaciones parecen limpias.
El resto de hostales que encontrábamos no nos molaban. La mayoría se encontraban en el edificio de las Chungking Mansions, que de mansions, tiene poco.



.
Es un edificio de 5 bloques y 17 plantas, caracterizado por tener el alojamiento más barato de todo Hong Kong. Acoge a un montón de pequeños alojamientos, tiendas, restaurantes, casas de cambio de moneda, etc, así como a las minorías étnicas de la ciudad: hindúes, pakistaníes, nepalíes, nigerianos...

Seguro que tiene encanto alojarse allí, con toda esa mezcolanza, pero no nos convencía demasiado por el tema de la limpieza. No tenían muy buenas opiniones.
Así que nos pusimos un buscar un hotelito. En www.booking.com, encontramos uno que no estaba muy mal de precio: 845 HKD por noche, que vienen  a ser unos 84 euros, y muy bien ubicado, cerca del metro, en la zona de Tsin Sha Tsui, en Kowloon.
Se trata del Hotel Benito.



Aquí hemos reservado 4 noches, hasta el día 10.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Preparativos (III). Papeleo. Vacunas.

Bueno, ya teníamos el vuelo y el alojamiento para la llegada. Lo más urgente ya estaba.
Ahora, nos tocaba ponernos con el papeleo.
Tuvimos que hacernos los pasaportes, que ya estaban caducados. Una vez que los tuvimos, ya pudimos empezar a mirar el tema de los visados. Para China es obligatorio. No así para Hong Kong, que tiene un régimen especial.
Sólo se pueden tramitar en la Embajada China, en Madrid, o en el Consulado Chino, en Barcelona.
A pesar de tener familiares y amigos en Barna, y de que cualquier persona puede gestionartelo, decidimos no molestarles y tramitarlos a través de una agencia de mensajería, en nuestro caso, MRW, aunque eso nos supuso un poco más dinero.
Primero hay que rellenar un impreso que puedes descargar de la página web de la Embajada. Yo os lo pongo aquí, por si lo necesitáis:
Solicitud de Visado
Muy importante: firmar también las 2 últimas hojas.
Con el impreso correctamente rellenado, el pasaporte y 1 fotografía, nos fuimos a la agencia y lo enviamos a Madrid.
El precio de tramitar el visado depende del numero de entradas que se soliciten. En nuestro caso, al entrar por Hong Kong, sólo necesitábamos un visado simple, de 1 entrada, que cuesta 30 euros.
Hay que tener cuidado en el caso de que entres a China, visites Hong Kong y luego vuelvas a entrar a China, porque en ese caso, necesitas un visado de doble entrada, que serían 45€.
Aún no nos ha devuelto MRW los visados, en cuanto los tengamos, os ponemos cuanto nos han costado al final, aunque calculo que se nos irá a unos 60 euros por persona.
Otra de las cosas importantes que teníamos que hacer era mirar el tema de las vacunas.
En la web del Ministerio de Asuntos Exteriores, no ponen como obligatoria ninguna vacuna para visitar China, pero te recomiendan visitar un Centro de Medicina Exterior.
Nos fuimos a la Gran Vía a preguntar (bueno, fue Txumi, jejeje) y nos dieron una serie de pautas, lógicas por otra parte, y una serie de vacunas recomendadas:

  • Hepatitis A y B: La Hepatitis A es endémica en China, y como es de fácil transmisión (agua, alimentos contaminados y contacto directo con personas infectadas), nos la recomendaron. La Hepatitis B ahora entra en el calendario de vacunación, pero por nuestro año de nacimiento, nosotros no la teníamos, así que nos recomendaron ponernos la vacuna conjunta A+B. Esta vacuna está financiada por Osakidetza, pero no ponen la conjunta, así que nos tuvimos que dar unos cuantos pinchazos: dos para la Hepatitis A y 3 para la B. 
  • Tétanos: recomendada para cualquier persona. Teníamos las 4 dosis de la infancia, pero nos faltaba la quinta... Otro pinchazo!
  • Fiebre Tifoidea: también se propaga a través del agua y los alimentos. Su efectividad es limitada, y a pesar de eso, y de que no la financia Osakidetza, decidimos tomarla. Es una vacuna oral. 3 capsulitas que parecen inocentes, pero que están llenas de bichos vivos. De hecho, se llama Vivotif :) Hay que tomárselas en días alternos. 8€.
  • Cólera: Esta tampoco la financia Osakidetza, y en realidad, no es que haya riesgo de cólera en China. Lo que pasa es que esta vacuna (Dukoral) es bastante eficiente a la hora de aliviar la "diarrea del viajero", y bastante más recomendable que tirar de Fortasec, que puede enmascarar algún problema mas serio. Es oral, dos sobres, que hay que tomar con una semana de separación. 43€. Y no sabe mal, jejeje.

Total, que nos hemos tenido que meter un buen chute pa'l cuerpo... y como todo surgió un poco de repente, pues nos le hemos tenido que meter todo en un mes... 
Si os animáis a ir a China, por favor, mirad lo del tema sanitario con antelación. 
Total, que 51 euracos por cabeza nos ha salido todo... pero más vale prevenir que lamentar. Nosotros no somos de tomar muchos medicamentos ni nada de esto, pero sólo nos faltaba tener algún problema allí... vudu, vudu...
Por lo demás, pues tenemos que comprarnos aún un repelente de mosquitos para evitar transmisión de malaria, dengue o cosas de estas, y lo lógico de evitar hielos, nada de alimentos crudos, consumir solo agua embotellada o bebidas calientes, evitar perfumes, etc. 
Al final se trata de hacer lo que hacen los lugareños, que no lo hacen por capricho. 
Por ejemplo, los chinos no usan desodorantes. Y tú piensas: pues qué cochinos! 
Pero no, de esa forma evitan las picaduras de mosquitos, que se sientes atraídos por esos olores. 
Otra: los chinos, acompañan las comidas con té caliente. Justo lo que recomiendan para evitar hepatitis, colera, fiebre tifoidea...
Y una curiosidad que me entra... ¿por qué siempre hemos dicho que los chinos son amarillitos? ¿será por la incidencia de Hepatitis? Ahí queda eso... a ver si alguien me responde. 

martes, 26 de octubre de 2010

Preparativos (IV). Destinos. Vuelos internos.

Cuando ya tuvimos decidido el itinerario y las ciudades que pensábamos visitar, mandamos un mail a la Embajada China solicitándoles información acerca de dichas ciudades.
Al de unos días recibimos en el buzón un sobre con varios folletos turísticos y mapas de Xian, Guilin, Yangshuo y Shanghai. De Beijing no nos mandaron nada :o
Así que, mapas en mano, y con la ayuda de la Lonely y de las recomendaciones del los foreros de "los viajeros", nos pusimos a planificar los días, decidiendo qué íbamos a visitar, para poder coger cuanto antes los vuelos internos.

HONG KONG
A Hong Kong le vamos a dedicar 4 días completos, y porque no podemos mas, que si no... Y es que Hong Kong no se limita al skyline más espectacular del mundo, sino que tiene unos parajes naturales alucinantes, playas, templos... Con decir que lo conforman más de 200 islas!!!

Habíamos valorado movernos en tren, que nos encanta, pero tras ver las distancias enormes, nos decantamos por pillar vuelos, que aunque nos sale un poco mas caro, nos permite ahorrar mucho tiempo.
Empezamos a estudiar cómo movernos de Hong Kong a Guilin, nuestro segundo destino.
Los vuelos, si los coges desde Hong Kong, son vuelos internacionales, así que merece mucho la pena acercarse a alguna ciudad china cercana a la frontera, como Shenzhen o Guangzhou.
Nosotros hemos cogido todos los vuelos internos a través de http://www.english.ctrip.com/, que ofrece muy buenos precios y son serios.
Al final encontramos más barato volar desde Guangzhou, y pillamos un vuelo Guangzhou-Guilin por 84€ los dos. No esta nada mal.
Ahora nos queda averiguar cómo llegar a Guangzhou en tren, y pasar la frontera, cruzando los dedos para que no nos confisquen la guia de viaje, porque al parecer, la Lonely Planet es un libro prohibido en China... Y no es broma, eh! El motivo: que Taiwan aparece en la guía como un territorio ajeno a China.

GUILIN-YANGSHUO-LONGSHEN
Guilin es como el Benidorm de los chinos. Cuando tienen fiesta, toooooodos van para allá... y claro, son millones de chinos, jejeje
Es una zona más rural, de paisajes idílicos, atravesada por el río Li, y rodeada de montañas de origen karstico y de formas caprichosas.


Los alrededores de Guilin ofrecen multitud de atractivos: Yangshuo, que es ideal para recorrerlo en bici, y ofrece muchas actividades al aire libre, o Longshen, con sus terrazas de arroz, son lugares que también visitaremos. 

XI'AN
Desde Guilin, subiremos a Xi'An, universalmente conocida por sus guerreros de terracota.
Esa excursión ya nos quitará un día, así que hemos decidido darle otro día a la ciudad para poder conocerla, ya que debe valer la pena. 

Este vuelo nos ha tenido en ascuas, porque un día lo vimos barato, para cuando lo fuimos a coger valía más del doble, decidimos esperar, no bajaba, no bajaba... hasta que un día de repente lo vi bien y lo pude pillar. Nos ha hecho sufrir, jeje, pero al final, 110€ los dos. ¡Bien!

SHANGHAI
De Xi'An volaremos a Shanghai. La verdad, después de ver Hong Kong, no creo que me impresione mucho, pero bueno, ya que estamos, y aprovechando que tenemos allí la Expo, pues pasaremos. 
Poco, solo 3 días, y uno de ellos lo queremos dedicar o a Hangzhou o a Suzhou, dos ciudades cercanas (relativamente) a Sahanghai. 
Aún no le tenemos decidido, ya veremos. A la Expo no da mucho tiempo, quizás una tarde, para ver el espectaculo nocturno o así. 


El vuelo a Shanghai nos ha salido por 124€ los dos. Son unas 10 horas. 

BEIJING
Y para terminar, iremos a Bejing, pero esta vez en tren nocturno. Los billetes los pillaremos allí, porque desde aquí nos cobran un pico por las comisiones. Esperemos que no haya problemas y tengamos billetes... 
En Beijing estaremos 5 días completos. Es un poco justito, pero espero que el cansancio del viaje acumulado no nos pase factura y podamos disfrutarlo. Un día lo dedicaremos a la Muralla. 
Nos hubiera gustado hacer un tramo de treking de 10 kms. que mola mucho porque no hay apenas turistas y la Muralla está en su estado original en muchos tramos, pero justo lo están reformando... que mala pata!
Aunque yo, y esto lo digo en voz bajita, casi lo agradezco, porque son 10 kms. con unas pendientes que alucinas... Creo que es demasiado para mí :)



Otro día se lo lleva el Palacio de Verano, y el resto de días, pues lo típico: Tiannanmen, Ciudad Prohibida, Parque Beihai, Ciudad Olimpica, etc...

Jo, la verdad es que estamos emocionados con el viaje. 
Creo que Asia nos va a encantar ;)


lunes, 25 de octubre de 2010

Preparativos (V). Seguro de viaje.

Cuando se tiene un viaje en mente, normalmente la emoción y la ilusión son tan grandes, que uno nunca se imagina a sí mismo protagonista de una situación "desagradable".
Me refiero a que uno nunca piensa que se va a torcer un tobillo en tal o cual excursión, que le va a picar una medusa en esa playa paradisiaca, que le va a surgir un problema digestivo serio, o una alergia inesperada...
O peor aún: nunca piensas que vas a tener que regresar antes de tiempo o, incluso, cancelar el viaje a última hora por cualquier complicación.
Yo que sé, mil cosas que te pueden pasar, y que, bajo mi punto de vista, no se pueden obviar.
Por ello, un seguro de viaje se hace necesario en caso de querer tener cubiertos problemas como estos.
Peeeeeeeero, eso no significa tampoco, que tengamos que hacer un desembolso importante, ya que, muchas veces, estas cosas ya las tenemos cubiertas, y no lo sabemos.
En nuestro caso, por ejemplo, que tenemos contratado con Santa Lucía el seguro "Asistencia Familiar Plus", pues resulta que muchas de las cosas que nos interesaban ya las teníamos cubiertas :o
Os vais a reír, pero es el típico seguro "de los muertos", solo que actualizado. Y a nosotros nos ha venido de perlas, jejeje
Entre otras cosas, nos cubre:
  • Anulación de viaje hasta 600 €. Nos parece suficiente, ya que, en caso de que haya que anular el viaje, será porque algo serio ha ocurrido. En ese caso, creo que los 200 euracos que perderíamos no serían lo más importante... 
  • Envío de documentos y objetos personales olvidados.
  • Demora, cancelación del viaje o pérdida de conexiones.
  • Desplazamiento de un acompañante junto al Asegurado hospitalizado.
  • Asistencia domiciliaria a la familia en caso de desplazamiento junto al Asegurado hospitalizado.
  • Gastos de estancia para acompañante en caso de hospitalización del Asegurado.
  • Regreso anticipado de Asegurados que se encuentren de viaje.
  • Gastos médicos de urgencia a consecuencia de enfermedad o accidente graves en el extranjero, con límite de 15.000€.
  • Intérprete en caso de hospitalización en el extranjero.
  • Repatriación sanitaria en caso de enfermedad o accidente graves ocurridos en el extranjero.
Así que no está nada mal, creemos. 
Ya que lo pagamos cada mes, está bien saber que en caso de necesitarlo, lo tenemos ahí, aunque con estas cosas, siempre es mucho mejor no tener que necesitarlas, ¿verdad?
Esperemos que no nos haga falta :)
Pero ya sabeis, antes de contratar un seguro de viaje, mirad bien todos los seguros que tengais, por si acaso.

domingo, 24 de octubre de 2010

Sólo queda una semanita!!!

Madre mía, el lunes que viene a estas horas estaremos atacados de los nervios...
Pero estamos a una semana, y esto aún lo veo muy verde, eh!
Todavía no nos han devuelto los pasaportes con los visados, ni tenemos claro cómo vamos a solucionar el tema de nuestras gatitas... y encima, para colmo, hoy Txumi se ha resbalado en el trabajo y se ha caido escaleras abajo...

No ha sido nada serio. Un golpe fuerte, pero, aparentemente, a nivel muscular solo. Vamos, que el golpe lo ha amortiguado bien con su panderete, jeje
Unos anti inflamatorios y bastante dolor durante unos días, nada más. Esperemos que el tema no se complique y nos permita disfrutar del viaje como queremos.


El tema de las gatas sí que nos preocupa, y no terminamos de verlo claro...
Los gatos son animales muy territoriales, por lo que cuando llegan las vacaciones, es mejor dejarles en el piso y que alguien se encargue de atenderles, que llevarles a un terreno desconocido para ellos.
Por eso, nuestra primera opción era que se encargasen los padres de Itzi. Pero tampoco queremos esclavizarles, porque si estuviesemos mas cerca, pues aún, pero además son muchos días.
Hay una chica de Bilbao que se desplaza al domicilio y se encarga de ponerles el pienso, cambiarles el agua, limpiarles la arena... y ofrece el plus de jugar un ratito con ellas. Podríamos pedirle que fuese 3 veces por semana o así, pero no sabemos, porque al fin y al cabo es una desconocida... y porque además, no creo que pueda jugar mucho con las gatas, porque seguro que se meten debajo de la cama y no salen mientras ella esté en casa...
Son unas caguicas, qué le vamos a hacer!
Así que aún tenemos algunas cosillas por atar... Ya veremos a ver qué hacemos al final.
¿Que opinais? ¿Que haríais en nuestra situación?

sábado, 23 de octubre de 2010

Vamos atando cosas...

Por fin nos han llegado los visados!!!

¡Hoy nos han avisado de la agencia de que los teníamos de vuelta!
Al final nos ha salido lo que teníamos previsto, unos 60€ por persona. 
MRW te cobra el precio del visado, que en nuestro caso eran 30€ por cada uno, el envío a Madrid, la vuelta, 17€ en concepto de trámites (por el tiempo que el repartidor tiene que pasar haciendo cola) y una pequeña comisión por el adelanto del dinero.
La empresa no permite que les pagues lo que cuestan los visados. Son ellos los que adelantan ese dinero, y luego te cobran un 6% en concepto de comisión. 
Total, que por 127 euros nos lo han solucionado. 
Lo de los 17 euros que te cobran por "trámites" depende de cómo funcione la Embajada. 
Hay embajadas que recogen los paquetes de mensajería, pero otras, como la china, no lo hacen. Obligan a hacer cola a la hora de entregar la documentación y de recogerla. Por lo que dependiendo de la Embajada de la que se trate, el precio puede ser inferior. 
Una vez con los visados en la mano... una preocupación menos :)
Otra cosa que hemos aclarado es el tema de las gatas que os comentábamos ayer.
Por cierto, os ponemos unas fotillos de nuestras peludillas, aunque no vengan muy a cuento del blog, jeje.



La de la izquierda es Uxun, que tiene 16 meses, mas o menos,  y la de la derecha Coco, 5 meses.
Bueno, que me disperso...
El caso es que al final le vamos a decir a la chica que os comenté que venga a casa a atender a Uxun y a Coco.
Es prima de una conocida nuestra. Pensé que no la conocíamos, pero suele estar en la tienda donde compramos el pienso y la arena de las gatas, así que bueno... sabe de gatos, y si ve alguna cosa rara, sabe cómo actuar.
Michis y Kinti, de Esperanza Felina, se habían ofrecido para venir desde Vitoria... Lo agradecemos muchísimo, peor creemos que es mejor así. Si queréis venir a ver a las peludas, por supuesto que podéis... pero no quiero que os cojáis ese compromiso... con todo lo que tenéis que atender ;)
Le diremos que venga 3 días a la semana. Van a ser 90 euros muy bien empleados.

viernes, 22 de octubre de 2010

Alojamientos.

Me he dado cuenta de que no os he contado nada de los alojamientos que hemos seleccionado en las diferentes ciudades que visitaremos.
Queríamos contaros un poquillo donde están ubicados, pros y contras, precios, etc... para cuando os animéis ;)

En Hong Kong, ya os contamos que no encontrábamos alojamiento barato que nos molase, así que después de mucho mirar, optamos por un hotel, el Hotel Benito, que además será el único hotel de todo nuestro viaje.
Lo bueno que tiene es la ubicación, ya que, según dicen en su web, tienes el metro a 2 minutos a pie. Ya veremos a ver... Y lo peor, pues el precio, a pesar de que a través de http://www.booking.com/ pillamos un buen precio. 84€ la noche.

En nuestro siguiente destino, Guilin, estaremos 2 noches. Aquí hemos reservado el Riverside Hostel. Es un hostal muy chiquitito, pero que tiene muy buena valoración en la web de Tripadvisor (www.tripadvisor.es)
En esta web, que nosotros consultamos siempre que tenemos que buscar alojamiento, aparecen ordenados en un ránking los distintos alojamientos de la ciudad que estés buscando. Es muy fiable, ya que la gente va poniendo críticas de los sitios, y además, cuelgan fotos reales, donde se ve claramente cómo es la habitación, no cómo te la quieren enseñar. ¿Verdad que a veces habéis llegado a un hotel y la habitación no tenía nada que ver con lo que os enseñaron en el folleto o visteis por Internet? Pues para que no nos llevemos sorpresas así de desagradables, está página va genial... A nosotros nunca nos ha fallado.
Total, que el hecho de que fuera el nº 1 en esta web nos terminó de decidir. Nos gusta porque está cerca del río, y la habitación muy chula, con un tatami. Habitación con baño privado, 18€ la noche.
Intentamos hacer la reserva a través de su website, pero nos daba error. Les mandamos un mail, y ¡listo! Han sido muy amables.

De Guilin nos iremos a Ping'An, que está un poco más al norte. Iremos a ver los arrozales, y como mucha gente dice que vale la pena quedarse a dormir allí una noche, pues eso haremos, aunque aquí no tenemos reserva. Por lo que dicen, no deberíamos tener problemas a la hora de encontrar un alojamiento allí. Ya os contaremos, jeje.

Siguiente destino: Yangshuo. Aquí tuvimos muchas dudas a la hora de elegir el hostal, ya que es un pueblo muy turístico.
Se nos planteaban dos opciones: alojarnos en pleno centro, con todo el jaleo de bares y restaurantes, turistas, etc, o elegir algo más alejado para poder disfrutar de la paz del entorno.
Estuvimos pensándolo mucho, porque no encontrábamos nada que nos convenciese 100%.
Al final, elegimos el Yangshuo Outside Inn, a 4 km. del pueblo. Su ubicación nos permite ir al centro del pueblo en taxi por 2,5€ y, a la vez, disfrutar del entorno natural y de la tranquilidad a la hora del descanso.
No nos convence del todo porque los gerentes no son chinos, son europeos, y quizás nos encontremos un sitio poco "tradicional"... pero ya veremos a ver si se lo han montado bien. Estaremos 2 noches. Habitación con baño privado, 17€ la noche.

En Xian, lo tuvimos más fácil. Estaremos 2 noches, y desde el principio nos gustó el Han Tang Inn Hostel. No había habitaciones privadas, pero hemos reservado 2 camas en un dormitorio de 6, con baño privado para los 6. Es muy parecido al hostal donde nos alojamos en Berlín, y resulta bastante cómodo, ya que te permite conocer a más gente, que siempre va y viene. Nos cuesta 6€ cada cama. Parece un hostal con mucho ambiente, que invita a relacionarse con el resto de viajeros. Nos ha gustado mucho, ya veremos a ver cómo es luego...

Shanghai fue de lo peor a la hora de buscar alojamiento... No sabemos si será por la Expo o qué, pero no había casi disponibilidad, y los precios eran desorbitados.
La verdad es que creo que hemos tenido mucha suerte, porque al final hemos encontrado una habitación privada en un hostal ubicado ¡¡¡en la misma Plaza del Pueblo!!! Se trata del People's Square Youth Hostel. 26€ la noche, el más caro de todos los hostales. Estaremos 3 noches.

Y, por último, en Beijing, nos hemos decidido por el Peking Yard Hostel. Es un hostal nuevo ubicado en un hutong, un barrio tradicional chino. Por dentro, la decoración es "Made in Ikea", lo cual, le quita bastante encanto. Pero bueno, al ser nuevo, estará limpio, jeje. El patio que tiene sí que es muy chulo (aunque no creo que podamos disfrutarlo, supongo que hará bastante frió a esas alturas de Octubre en Pekín), y de precio también nos salía muy bien. Había que buscar algo barato, porque aquí tendremos la estancia más larga: 5 días. Como en Xian, tenemos habitación compartida para 6, con el baño para los 6. Nos sale 10€ cada cama.  Está muy cerca del metro, y bueno, como es nuevo no tiene muchas opiniones... Espero que no nos arrepintamos ;)

Estamos como locos por llegar ya y contaros de primera mano cómo son los hostales.
Por cierto, ayer POR FIN terminamos nuestro ciclo de vacunación con el último sobre de la vacuna del cólera... Ya era hora... que llevábamos un mes metiéndonos bichitos en el cuerpo...
Y nada, ninguna reacción grave. Tuvimos un poco de dolor en los brazos con las vacunas de tétanos y Hepatitis B, como si tuvieras agujetas... y un poco de diarrea por el Dukoral... pero nada mas.

Ya estamos nerviosos... este finde a prepararlo todo... nos quedan 4 días... y bajando!!!

jueves, 21 de octubre de 2010

Preparación del Equipaje y Nervios en la Barriga

Ya ha llegado el martes 5 de Octubre, ya quedan pocas horas para emprender ese viaje que llevamos tanto tiempo planeando. Al final siempre acabas teniendo la sensación de que se te olvida algo... aunque me imagino que esa sensación la tenemos todos.

Ahora estamos acabando de meter todo el equipaje en la maleta. Así que os vamos a poner una lista detallada de todo lo que vamos a acarrear durante la odisea en China.

Medicamentos:

  • Esparadrapo, Gasas, Tiritas y unos Compeed para las ampollas (por si acaso las botas se rebelan).
  • Termómetro.
  • Suero para los ojos.
  • Relec "extra fuerte" (un repelente de mosquitos, para que no se acerquen los chupasangres, que nos pueden contagiar algo serio).
  • Betadine en Gel.
  • Diarfin (Antidiarreico).
  • Paracetamol e Ibuprofeno.
  • Elocom Crema (pomada para aliviar picaduras, etc.)
  • Terbasmin, Seretide, Nasonex y Aerius (para el asma de Itzi). Toma ya!
  • Anestefarin (para el dolor de garganta).
  • Dacortin, por si Itzi tiene una crisis seria...
Dispositivos Tecnológicos:
  • Netbook y su cargador, para ir contándoos nuestras desventuras.
  • Pendrive (8 y 16 Gb), para guardar las miles de fotos que sacaremos...
  • Camara Reflex Digital EOS 450D, dos baterías y su cargador.
  • Dos objetivos 18-55 mm y 55-250mm.
  • Memorias SD varias.
  • Trípode.
  • Moviles (uno libre para ponerle la SIM china) y sus respectivos cargadores
  • Una linterna frontal, por si acaso...
  • Navaja Suiza.
Ropa:

  • Pantalones.
  • Camisetas de manga corta y larga.
  • Forros polares.
  • Anorak.
  • Ropa Interior.
  • Cinturón.
  • Calcetines.
  • Botas de Montaña.
  • Zapatos cómodos para patear la ciudad.
  • Chubasqueros.
  • Chanclas para el baño (para evitar hongos).
  • Alguna chaqueta/jersey.
  • Pañuelos/foulares, que siempre resultan muy prácticos.
  • Gorros.
Higiene Personal:

  • Gel y Champu (tirando de ammenities de hoteles y muestras de revistas, que ni pesan ni ocupan).
  • Cepillos de dientes y dentífrico
  • Desodorante (para que no huela y atraiga a los mosquitos, llevamos na barra de alumbre)
  • Espuma de afeitar y maquinillas desechables. After shave.
  • Crema corporal y facial, que la contaminación reseca mucho la piel...
  • Gomina y peine.
  • Leche, tónico y discos para limpiar la piel.
    Así que aquí llevamos todo el equipaje para 3 semanas, en una mochila-trolley y 2 mochilas mas pequeñas, de diario.
    Increíble pero cierto... Si algo nos falta, ya lo compraremos en China. La verdad es que la maleta grande ha pesado 20 kilos, pero en otros viajes, habiamos ido cargados con mas peso, y encima el viaje era mas corto.
    Nosotros envidiamos a la gente que viaja y se las apaña con una mochila de 45 o 50 litros, porque quisieramos ser así, y aunque cada vez menos, siempre acabamos cargando con algo que despues no utilizamos...
    Asi que en casa se han quedado nuestras dos gatitas Uxun y Coco, aunque si hubiera sido por ellas, ya se hubieran venido con nosotros. Las podeis ver en las fotos, ellas encantadas de que no pegaramos ojo en toda la noche, así que sin dormir apenas, nos vamos a hacer un viaje de 10000 km y 14h de duración. Si es que somos de BILBAO, ahivalaostia pues!




    Ahora sí, empieza el viaje. Sentimos que el post vaya retrasado un dia...

    miércoles, 20 de octubre de 2010

    BILBAO - PARIS - HONG KONG

    Bueno ya esta el equipaje hecho y ahora tenemos que irnos al aeropuerto. Son las 5 de la mañana, asi que llamamos a un taxi para que nos acerque a Moyúa a coger el autobús que va al aeropuerto. El vuelo no sale hasta las 7:45.
    Para evitar agobios fuimos pronto y desayunamos a base café y bollería, porque los dos necesitabamos café, para sobrevivir a una noche sin dormir y cuatro horas de escala en Paris, sin morir en el intento.
    Ya llegó la hora soñada... ¡que nervios!¡empieza la aventura!


    El vuelo de Bilbao a París fue bien, con Air France, sin problemas. Como el avión era muy chiquitín, no nos dejaron subir el equipaje de mano con nosotros. Nos lo cogieron y lo metieron en una bodega chiquitita. 
    Esperábamos que la maleta también viniera con nosotros :)
    Cuando aterrizamos en París, cambiamos de terminal. El aeropuerto Charles de Gaulle es enorme y nuevo, menos mal que encontramos una zona con unas butacas para estirar los pies... 
    Estuvimos un rato, intentando no quedarnos dormidos, y haciendo tiempo hasta que salió el aviso del vuelo a las 13:00 hrs.
    Aprovechamos para ver las tiendas carisimas que hay en la terminal: Cartier, Hermes, Loius Viuton, Gucci...  y pensamos: esto seguro que lo hacen todo en China y lo venden en Europa carisimo, que tela...
    Y llegó la hora de embarcar... esperando que la maleta siguiese con nosotros, jeje (por si acaso, habíamos metido algo de ropa en el equipaje de mano).
    De avión nos tocó un Boeing 777-200, que lleva los asientos de forma 3+4+3. 
    Nosotros tuvimos suerte... al hacer el check-in, el chico que nos atendió nos dijo que le quedaban 2 asientos casi al final del avión, que iban solos... sin nadie al lado. Ventana y pasillo. Aceptamos... y fue un acierto... porque hay que ver cuanto chillan y se mueven los chinos, por favor! 
    Ibamos muy pocos occidentales en el avión.
      El viaje no estuvo mal. Llevabamos pantalla de televisión, para ver peliculas y jugar a juegos.
      La comida estuvo bien: primero nos dieron bebida y un aperitivo (galletas saladas). Luego de comida-cena tuvimos una ensalada de pasta, arroz con buey picante (nos daban a elegir platoprincipal chino u occidental... y nosotros, por supuesto, elegimos china... pa ir metiendonos en ambiente), bebida, pan, queso, mantequilla y de postre unas rodajas de manzana y una tarta de chocolate a la naranja... todo esto regado con un cabernet tinto francés, que no estuvo nada mal.
      Tres horas despues de la cena, nos desperto el olor de unos noodles, que estaban repartiendo, y allí estaban todos los chinos del avión haciendo cola o algo parecido para hacerse con un bol. Nosotros no fuimos menos e hicimos lo propio. Lo cierto es que nos sentaron de maravilla, tan calentitos... Tambien repartian helados a "tutipén". Ya por ultimo, dos horas antes de llegar a Hong Kong, nos dieron un desayuno bastante rico: té con leche, un brioche, 2 bollos de pan, mantequilla, mermelada, queso fresco, compota de manzana, embutido y agua.
      El aterrizaje en HK alucinante... Parece que vas a amerizar, porque no se ve la tierra, solo el mar... da una impresión del copón.
      Bajamos del avión, pasamos el control de inmigración y fuimos a ver si estaba nuestra maleta... y allí la vimos, con el miedo que teníamos en el cuerpo... (Aitortxu, esta no me la han perdido, la de vuelta ya veremos)

      Ya con nuestra maleta fuimos a ver Hong-Kong, pero eso mañana lo explicaremos...

      martes, 19 de octubre de 2010

      Ya estamos en Hong Kong!!! (1)

      Al salir del aeropuerto, lo primero que hicimos fue cambiar los eurillos por Hong Kong Dolars. No cambiamos mucho dinero porque en el aeropuerto, el cambio no era muy favorable. Mas o menos, 1€ = 10 HKD.
      Con esos dolarcillos nos fuimos a comprar una "Octopus Card", que es una especie de tarjeta monedero que se usa en todos los transportes de Hong Kong, e incluso en maquinas de vending, tiendas y restaurantes. Es muy practica.
      La compras con 150 dolares: 100 son de saldo y 50 de deposito, que te devuelven, junto con lo que te sobre, el día que la devuelves.
      En los buses de HK, solo aceptan el importe exacto, por lo que esta tarjeta es super  útil. Si no tienes justo, no te dan los cambios... O sea, que mejor que no te pille solo con un billete de 100...
      Con la tarjeta, bus hasta la ciudad.
      El bus tenía un olor muy peculiar... No sabríamos como describirlo... Era como de una especie de desinfectante o algo así... pero fuerte... Buagggg! Y esto sólo había hecho que comenzar!!!
      Primeras impresiones de la ciudad: diferentes según a quien le preguntes... A Txumi le encantó. No sabía donde mirar: si a las moles de ladrillo, a las montañas que rodean la bahía... En cambio a Itxi, le pareció bastante desoladora, con edificios viejísimos y sucísimos.

      El día estaba muy nublado. Una pena, porque los paisajes son alucinantes, pero de esta forma, no se disfrutan igual.
      Eso si, un calor sofocante. Habría unos 27 grados, pero la humedad es una pasada, hace que sudes como un cochino jabalín.
      Nos dio un golpetón de calor al salir del aeropuerto, con el aire acondicionado, impresionante, como cuando entras en una sauna.


      Porque el aire lo ponen a tope en todas partes. Te tienes que poner la chaqueta, es una exageración.
      Primera prueba superada!!! Conseguimos llegar al hotel.
      Muy chulo, pero no nos dejaron subir a la habitacion hasta las 14 horas. Dejamos el equipaje y nos fuimos a patear.
      No nos podiamos creer que estábamos allí!!!
      Las calles llenas de gente. Esos olores a comida. Vendedores que te asaltan por la calle ofreciéndote relojes. Coches, buses, taxis... que conducen por la izquierda, como los ingleses...
      Cuidado al cruzar la calle!!! Que vienen por el otro lado, mira a la izquierda!!!
      Increíble, de verdad.
      Nos fuimos a ver la "Avenida de las Estrellas", que no esta lejos del hotel. Es una especie de "Hall of Fame" al estilo niuyorkino, pero con estrellas del cine chino.
      Había un montón, pero nosotros, Jackie Chan, Bruce Lee y poco mas, la verdad.

      La Avenida está justo enfrente de la bahía Victoria, disfrutando de una de las mejores vistas del mundo.

      La ciudad tiene un ritmo frenético, y nosotros, que estábamos hechos polvo después de casi 2 días sin dormir, nos fuimos al Parque Kowloon, bastante mas tranquilo, donde pudimos ver a viejecitas haciendo tai-chi, a gente meditando, grupos de gente jugando al Majhong...
      La verdad es que hacen un uso muy intenso de los parques públicos... los llenan de vida. Claro, luego nos dimos cuenta de que ¡¡¡no hay ni un bar!!! Nosotros nos reunimos en los bares, ellos en los parques.

      Agotados, nos entró algo de hambre y entramos en un local donde comimos 2 clases de dim sum (empanadillas chinas) y una sopita de pescado por 7 euros los dos, de forma que recobramos algo de fuerzas.
      Nos fuimos a dar un paseo, y alucinábamos con todo lo que nos encontrábamos. Vimos las típicas farmacias orientales, llenas de "cosas" secas que ellos usan en infusión, creo, para curarse: calamares, pulpos, mejillones, lagartos, peces... todo seco, que huele fatal, un olor muy, muy fuerte.

      La verdad es que a veces hueles a comida muy apetitosa, pero otras.... Dios, otras te dan ganas de vomitar...
      como un olor que aún no hemos identificado, y que se da en algunos puestos de comida callejera... Mejor no saber, jeje.

      Dimos una vuelta por Temple Market y Ladies Market, dos mercadillos callejeros donde tuvimos nuestro primer contacto con el regateo comprando unos pendientes, y bajamos de nuevo a la Avenida de las Estrellas a ver el espectaculo nocturno.

      Es un espectáculo con luces en los rascacielos de la bahía, al compás de la música. Es un poco ñoño, pero bueno, hay que verlo.
      La verdad es que la imagen de la bahía por el día y por la noche es totalmente diferente... sobre todo si, como ayer, el día esta nublado.


       Así que cansados hasta decir basta, nos fuimos a dormir a eso de las 22.30, después de haber cenado algo, haber regateado en el mercado, flipar con las luces de colores, con las chinas y los chinos, de comernos un pincho en un puesto callejero, haber sacado cientos de fotos (y es el primer día), haber aprendido a reconocer y esquivar a los vendedores callejeros...
      Hemos visto a gente haciendo cola para entrar a una tienda de Louis Vuiton... y entrar para comprar, eh!, no para mirar, no.
      Hong Kong es capitalismo 100%, aunque tienen muy arraigados aún los valores tradicionales chinos.
      Y esperemos que no los pierdan nunca.
      Mañana, la segunda parte. Nos vamos a dormir.
      Bye-bye!

      lunes, 18 de octubre de 2010

      Hong Kong (2). Nos vamos a Lantau.

      Hola, hola!!!
      Ya que no os animais a comentar nada, os vamos a seguir dando la brasa... ( lo vamos a hacer de todas formas... jejeje)
      Bueno, nuestro segundo dia en Hong Kong, toca levantarse pronto. A las 6 a.m. abrimos los ojos, pero hasta las 7:30 no nos fuimos a desayunar. Cafecito en el Starbucks, un valor seguro en cualquier parte del mundo.
      Cogimos el metro hasta Tung Chung, de donde sale un cable car que recorre casí 6 km. hasta Ngong Ping, donde se encuentra el objetivo de nuestra visita: el buda Tian Tan, la mayor estatua del mundo de Buda sentado de bronce al aire libre. El trayecto en el cable car es increible. Además elegimos una cabina con el suelo de cristal, que impresionaba mucho al cruzar el mar. Tuvimos mucha suerte porque fuimos solos en la cabina, y hay que ver lo listos que son los chinos.... Al entrar en la cabina nos hicieron una foto, y en la media hora que tardamos en llegar al final del trayecto, ya nos vinieron a buscar con nuestra foto y un par de llaveros ya montados (con nuestra foto).
      Que fuerte, que organización!!! Pero no picamos. Os ponemos unas fotos del trayecto, para que lo veais...

             
      Una vez en Ngong Ping, hay que subir andando hasta el Buda, eso son unos 260 escalones!!! Pero se sube bien porque vas parando a hacer fotos y tomas aire. Nos ofrecieron comer un menú en el Monasterio cercano, vegetariano, ya que es un monasterio Budista.
      El templo Budista de Po Lin, es curioso, nunca habiamos estado en un Monasterio Budista, y la verdad es que nos gusto, tiene un halo de espiritualidad, con los inciensos y los monjes, que te remueve algo por dentro sin poder evitarlo... Además es muy colorido. Muy chulo.
      Compramos inciensos... y había que vernos... como no teníamos ni idea, pues alli andábamos fijándonos en cómo lo hacía la gente: los quemamos todos juntos, que vienen un puñao, se hacen 3 reverencias, y se clavan en los distintos incienseros, siempre de tres en tres...


      Ya veis la cara que pone Txumi, encantado de la vida... 
      El menú no estuvo nada mal, 4 platos, sopa y arroz. Pero eestábamos muy pocos occidentales, así que no dejaban de mirarnos... ¿Qué pensaran?
      Así que nos fuimos de allí felices. Hicimos un montón de peticiones por todos.

      De allí nos fuimos a Tai O, un pintoresco pueblo pesquero, que solo esta a una hora de Hong Kong, pero que parece que este a años luz, ya que las casas son muy viejas, y la gente es totalmente diferente a la de la gran ciudad. Parece que allí el tiempo no pase. La gente está en las puertas de sus casas jugando a majhong, tendiendo ropa, o cuidando de sus gatos... Jejeje, solo hemos visto gatos allí. Normal, con todo el pescado...
      En Hong Kong, el pescado es fresco, fresco...vamos, tan fresco, que lo tienen vivo... Aprende Aritz, así son las pescaderias aquí :) 
      De allí cogimos un bus hasta la estación de Ferry de Mui Wo, que nos llevo de vuelta a Hong Kong, en tan solo una hora. 
      Despues de tanto andar, sentimos hambre, y nos fuimos a buscar un restaurante. Nos fiamos de la Lonely, y nos fuimos a uno que dicen hace los mejores dumplings de HK. De camino, estuvimos tentados de entrar en uno filipino... pero el sitio al que fuimos, fue auténtico, jeje.  Tomamos los famosos dim sum (dumplings), que son una especie de raviolis cocidos o fritos, que estan riquisimos, y un arroz salteado con pollo y pato. La comida muy buena, pero el servicio... era pa verlo...
      Eramos los unicos occidentales en el restaurante, así que no dejamos de sentirnos observados. ¿Que les hará tanta gracia? Nos encantaría saber qué piensan, de verdad. Salimos de alli satisfechos, y como estabamos muertos, nos fuimos a dormir.

      domingo, 17 de octubre de 2010

      Hong Kong (3). Isla de Hong Kong.

      Amanecemos pronto otra vez, a las 6 en pie, que hay mucho que ver. El día empieza con ganas de subir al Victoria Peak (es una montaña desde la cual se obtiene una soberbia vista de Hong Kong), aunque hoy el tiempo no nos iba a acompañar (esta nublado, como todos estos días), pero decidimos subir igualmente. Para subir hay tres formas: andando, en bus y en tranvía. Nosotros escogimos la ultima ya que es la más típica y la subida es espectacular,merece la pena. Así que sobre las 8 y media estábamos desayunando en la cima. Una vez cogimos fuerzas hicimos un camino alrededor del pico, de unos 4 Km.
      La vegetación te traslada a la jungla, y es que, como suele haber niebla, las plantas tienen siempre mucha humedad, y crecen gigantescas y por doquier. Aquí realmente te das cuenta de que estás en el trópico... Una pasada.
      Luego decidimos bajar a Hong Kong en bus y hacer una ruta que recomienda la Lonely Planet. Vaya tela cómo conducen... las curvas no sabemos para qué existen, jajaja.
      Así que paseamos, vimos y olimos mas pescados secos, compramos un cuchillo de porcelana (en una especie de teletienda callejera y Txumi fue el protagonista del "ahora pruebe usted el cuchillo"). Los chinos se meaban de la risa. La tendera le decía: good, good, good...  y para la mochila que se fue el cuchillo, jejeje. Ya veremos a ver lo que dura :)
      Luego paseamos, vimos mas templos, compramos cositas, no sin antes regatear el precio.
      Y justo cuando acabamos las compras, llegó el momento mas surrealista del día. Se nos ocurrió preguntarle a la señora del ultimo puesto donde había un sitio para comer de "confianza",
      y ella empezó a hablar en chino con un señor que había sentado al lado de su puesto y ella nos dijo: "siganle que os enseñará un sitio muy bueno".
      Y allí que fuimos con él, un señor mayor que andaba balanceandose tipo Fraga, y que por suerte hablaba inglés. A su manera.
      Nos pregunto que tipo de restaurante queríamos, y le dijimos que uno de aquí, donde comen los de HK, así que sin pensarlo se metió en una portería y se puso a hablar en chino con la encargada de la puerta, mientras nosotros mirábamos los carteles de los precios ( un plato valía 300€ y había alguno de 600€). Imaginaros como se nos quedó el cuerpo... No sabíamos lo que estaban hablando, así que empezamos a hacernos nuestra película. 
      La chica apunta en un papel "3", y claro, ya pensando que el señor quería que le pagáramos la comida... Que mal rato!!!
      Acaban de hablar y el señor nos lleva al ascensor y se sienta con nosotros en la mesa.
      Mientras, ninguno de los dos, se podía quitar esos precios de la cabeza, ya que todas las cartas estaban en chino y no había ni un solo occidental en un restaurante de unas 300 personas. Pero ni uno solo, nadie hablaba inglés, todo en chino. Dios, ¿donde nos hemos metido?
      El señor nos pregunto que queríamos comer, qué nos gustaba. Le dijimos que nos gustaban el arroz, la ternera y unos rollos que vimos en una foto.
      Viene la camarera, y empiezan a hablar ¿¿??
      El señor no paraba de reírse, y nos enseño cómo usar el té caliente para limpiar los palillos y el bol donde comes. Eso estuvo muy bien.
      Nosotros seguíamos pensando que pasaría cuando trajeran la cuenta, si esto era el timo del chino viejo, o que se yo, no conseguiamos estar relajados y disfrutar del momento.
      Nos trajeron arroz con ternera y los rollos de la foto... Nos trajeron como servicio para tres, pero el señor decía que estaba lleno y no quiso nada. Lo que si comió fue un postre que nos sacaron hecho con soja y leche de coco, super dulce. A Itzi no le gustó nada, empalagaba, pero nuestro amigo se lo zampó de un tirón.

      Hay que decir que el señor (Mbak, o algo así se llamaba) fue muy amable con nosotros todo el rato. Nos contó que tenía un hijo estudiando en Gales, que no le gustaba la comida europea y que Suiza era muy bonita entre otras cosas. Había viajado bastante.
      Acabamos de comer y pedimos la cuenta.
      TACHAAAAAAAN!!!!!
      Total: 14€, a lo que nosotros respiramos aliviados.Pagamos el total aprovechando que Mback fue al baño, y no sabía como agradecernoslo.
      Después de reírnos mucho con lo sucedido y como reaccionamos, nos fuimos a buscar mas sitios interesantes, entre ellos el Puente de la Longevidad, para conseguir 3 días más de vida... eso dicen. Fue una odisea llegar hasta allí, a Repulse Bay, en el sur de la isla de HK, porque hubo que coger dos autobuses y nadie nos sabia decir cuales eran, nadie nos sabía decir la dirección correcta, fue como una prueba de Pekin Express, corriendo y con mochilas.
      Cuenta una leyenda que si cruzas el puente, ganas tres dias mas de vida. Lo que no sabemos es que pasa si lo haces diez, serán acumulativos los días???
      El sitio era precioso, junto a la playa. Con una pagoda muy colorida al lado del mar.
      Se nos hizo de noche, y después de pensar que nos habían cerrado la playa y que no podíamos salir, subimos  y pillamos un bus que nos llevó de vuelta a Central (Hong Kong).
      Vinimos al hotel porque estábamos chorreando del sudor. Nos dimos una ducha que nos dejó como nuevos y salimos a cenar. Nos apetecía un japo, que hay muchos por aquí, así que preguntando en recepción, nos recomendaron uno que fue un acierto... Todo riquisimo, muy variado, diferente que en España.

      Dimos un paseito para disfrutar de la buena temperatura y las luces de la ciudad, que nos tiene enamorados, un heladito y a dormir...
      Ah, bueno, y a escribir el blog hasta las 2 de la mañana... así que ya podéis hacer comentarios, que por la mañana se agradecen un montón...
      Venga majos, esperamos que os guste. Os echamos de menos a todos... bueno... a los compis del trabajo un poco menos, jajajajaja.

      Bahía de Repulse Bay.

      Detalle de la Pagoda Kwun Yam.

      Puente de la Longevidad.

      Cucuruchos de sushi. 
      Por cierto, hemos decidido que a partir de ahora,las fotos os las pondremos todas juntas al final, porque nos resulta mucho más sencillo.
      Esperamos que lo entendáis ;)
      Saludos!!!!


      sábado, 16 de octubre de 2010

      Hong Kong (4). Cosas pendientes

      Para variar, toca levantarse pronto. Es nuestro ultimo día en Hong Kong y tenemos muchas cosas pendientes.
      El día anterior habíamos visto el café de Charlie Brown mientras dábamos un paseo, y como Txumi es un poco friki, allí que tuvimos que ir a desayunar.
      ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Flipamos con el sitio !!!!!!!!!!!!!!!! 
      Todo era temático: sillas y mesas con las caras de cada uno de los personajes, las figuras a tamaño real, tartas personalizadas... todo lo imaginable. Incluso el café llevaba un dibujo de topping con sus caras. Nos reímos mucho con una familia que vino con una niña, porque todos nos pusimos a hacer fotos como posesos, que gracia!!!! 
      Después de desayunar y empezar el día con unas risas, tocaba ponerse duros e ir a regatear al mercado de Jade. Queríamos comprar alguna cosilla, aunque nos daba pereza eso del regateo.
      Era primera hora y todos estaban deseosos de pillarnos por banda. Nosotros paseábamos mirando y sin prestar mucha atención, haciéndonos los duros. Finalmente, decidimos parar en el puesto de un hombre con cara de majo, jeje. Empezamos a hablar con él, y, de repente, vino una chica con cara de espabilada, que sería familia, suponemos.
      La chica hablaba bastante bien inglés, y nos llevo a otro puesto, donde decía que tenía cosas de mejor calidad...
      Empezó con la milonga de que ella también era conejo en el horóscopo chino, como nosotros dos, y que eramos sus primeros clientes y eso nos iba a traer suerte a los tres, jaja. 
      Después de que nosotros eligiésemos lo que queríamos, nos saco la calculadora y puso un precio desorbitado. Empezaba el juego. Nosotros escribimos otro mucho mas bajo, y así paso media hora hasta que encontramos un precio "justo". Ella nos decía que le habíamos pagado muy poco: "profit Coca Cola", nos decía. Vamos, que solo había sacado para una Coca Cola... Ya será para un camión de Cocas Cola... 
      La verdad es que pasamos un rato agradable con ella, pero nos dimos cuenta de que si tú te quedas callado, se agobian. Quieren que entres en el juego, que hagas teatrillo... 
      Nos fuimos de allí contentos, aunque sabiendo que lo habíamos podido sacar por menos.
      Nuestro siguiente objetivo era encontrar un restaurante, del  que habíamos leído que era el restaurante con 1 estrella Michelín más barato del mundo, y que ofrece los mejores dim sum de la ciudad por unos 6 € por persona... ¿¿¿Como os quedáis???
      Os ponemos en enlace de la noticia aquí.
      Había que ir antes de las 11 de la mañana a coger número, y entonces te dicen cuanto tiempo puedes tardar en comer. 
      Lo encontramos fácil, pero una vez allí, aquello era un hormiguero, y solo hablaban en chino... no entendíamos nada...
      Una señora muy amable nos vio con cara de perdidos y nos indico como pedir el numero. Nos dieron numero y un señor nos calculó que tendríamos que volver en una hora... así que nos fuimos a toda leche a ver el mercado de lo pájaros, que resultó muy curioso. Davitxu, si hubieras estado aquí te habrías quedado toda la mañana... La gente viene con sus pajaros en las jaulas y los pone junto a otros pajaros para que canten, porque para ellos lo mas importante es que el pájaro cante mucho. Aquello era una delicia para los oídos. 
      Lo que no era tan agradable de ver eran los bichos vivos que venden para darles de comer a los pajaritos: grillos, escarabajos, orugas... Muy asqueroso. 
      No teníamos mucho tiempo, así que corriendo otra vez a lo Pekin Express nos fuimos al restaurante. Nuestro numero se había pasado por un poco, pero nos dejaron pasar. ¡Menos mal!
      El sitio es chiquitísimo y hay 30 mesas. Nos pusieron junto a 4 chinos, que no hacían nada mas que mirarnos... y nosotros a ellos, claro! Itzi fijándose en cómo cogían los palillos, a ver si aprendía a comer mejor :)
      En un momento nos hicieron cambiarnos de mesa para que se sentara un grupo de cuatro, y fue divertido, porque chillaban mucho, nosotros con cara de pocker y todos riéndonos un montón.
      Comimos espectacularmente por 13€ los dos. No nos extraña que tenga la estrella, porque la comida es una pasada. (Cuñaaaao, ya te llevamos una tarjeta del sitio, pa cuando vengas, eh)
      De allí nos fuimos a ver el Templo de los 10000 budas. Muy bonito, aunque nos sentimos raros, porque alli descansan los restos de un montón de gente, es como nuestros cementerios, y el sábado, había mucha gente que iba a rezar por ellos. Compran una bolsa que va llena de papeles, los queman, les ponen inciensos y rezan. Y hay salas, al aire libre, donde las paredes estan llenas de placas con los nombres y las fotos de los difuntos. 
      Así que ya podéis desmontaros la idea de lo que pasa con los chinos que mueren en España... Nada de historias raras. Los queman. Eso que en España es más bien reciente, ellos lo llevan haciendo miles de años. 
      Y nada, después fuimos a un templo taoísta donde se pide por los enfermos y a un monasterio de monjas budistas. Allí vimos a una pareja de ellas, con las cabezas peladas. Y el monasterio una pasada, sobre todo, los jardines, llenos de bonsáis, con arboles cuidadísimos, las maderas impolutas... una caña.
      Cansados y sudorosos, nos fuimos de camino al hotel, pasando antes por una tienda donde nos compramos una mochila para poder repartirnos mejor el peso, ya que mañana nos tenemos que mover a Guangzhou, de donde sale nuestro vuelo a Guilin, y tenemos que ir en tren, pasar aduana y todo el rollo. 
      Mientras esperábamos a que nos trajeran la mochila que queríamos, que no la tenían, en otra tienda, nos miraron los pies, para ver cómo pisamos, y nos compramos unas plantillas. 
      El dependiente no hablaba muy buen ingles, pero era un salao, y nos recomendó  un restaurante para cenar y otro para desayunar mañana. 
      Son sitios donde solo van chinos, así que nos apunto el nombre de los sitios y los platos que teniamos que pedir.
      Fue como un juego salir a la noche y buscar el restaurante que nos había apuntado, comparando su letra en el papel con los carteles luminosos. 
      Cuando creíamos que lo habíamos encontrado, se lo damos al chino de la puerta, nos mira... y nos hace gesto de "ven, ven". Y nos señala el local de al lado, meandose de la risa... bueno, él y nosotros. Que majo fue, nos podía haber engañado y llevarnos a su bar, que era de un cutre total... 
      Cenamos estupendamente gracias a Ocean Mak, nuestro amigo de la tienda. 
      Dimos un paseillo por Temple Street, bajamos a la Bahía a despedirnos del skyline más espectacular del mundo... y a dormir.
      Mañana nos toca traslado... y entrar en China. Se acabó el inglés en las calles, se acabaron los coches por la izquierda, los buses de dos plantas... e Internet, no sabemos. 
      Haremos lo que podamos. 
      Besos a tod@s!!!!!

      Charli's Brown Café


      viernes, 15 de octubre de 2010

      Vaya día!!!

      Hola!
      Estamos en el aeropuerto de Guangzhou y nos hemos encontrado con la sorpresa, ¿Donde esta nuestro BLOG?
      Las indicaciones que nos habian dado no nos funcionan, y ahora mismo estamos mandado este mensaje a través de Gmail, esperando que llegue. 
      De momento, todo hoy nos esta saliendo bastante mal. 
      Acabamos de abrir el correo y nos avisan del hostal de Yangshuo de que lo tienen que cerrar por un ataque de gastroenteritis entre sus clientes que tienen que investigar... Vaya tela!
      Ahora nos tenemos que poner a buscar alojamiento a 2 dias vista!!!
      Por favor, si podeis leer esto, ponednos un comentario, para que veamos que asi podemos comunicarnos con vosotros. 
      Un saludo!!!!

      --
      Camino sola por las nubes, buscando un ángel que me ayude...

      jueves, 14 de octubre de 2010

      Dejamos Hong Kong. Llegada a Guilin. Domingo 10 Octubre.

      Bueno, vaya día que hemos tenido hoy... 
      Todo ha empezado mal, porque nos hemos despertado más tarde de lo que teniamos previsto, y como teniamos que preparar el equipaje, no hemos salido ni a desayunar, y encima nos han llamado de recepción a las 12 para decirnos sutilmente que nos teniamos que ir... 
      Cuando hemos bajado a recepción, nos han hecho esperar para que comprobaran que la habitacion estaba en orden... ¿Pero estos que se han creido? 
      No, la verdad es que nos ha parecido buena idea. Asi se aseguran de que nadie se lleva toallas u otras cosas, como pasa en España, donde se han llegado a llevar hasta las teles. 
      Total, que era super tarde. 
      Hemos ido a coger el tren expreso que lleva de Hong Kong a Guangzhou. Hemos tenido  que hacer los trámites de salida a todo correr, cambiar las monedas, que nos devolvieran el dinero que quedaba en la Octopus Card... y encima, en el control de equipajes del tren, hemos tenido que abrir una mochila porque han visto los cuchillos de porcelana que comprámos el otro día. 
      Menudo agobio! A 10 minutos para que saliera el tren y hemos tenido que dejarles un hacha pequeña de cocina que a Txumi le habia hecho gracia...
      Con muchos nervios hemos subido al tren. El trayecto, bien. 
      Al llegar a Guangzhou, otra vez trámites. Esta vez de entrada al país. Control de pasaporte, visado y equipaje. 
      Siempre impresionan un poco los controles de llegada internacionales, pero siendo China... la osti, teniamos unos nervios impresionantes. Policias y perros. ¿Y si a este perro le da por ponerse a ladrar ahora? Dios, en este pais, que nadie nos entiende!!! Porque es cierto que no hablan ingles... Les preguntas si lo hablan, te dicen que un poco y realmente, un poco es: Yes, no, thank you, bye-bye, airport, taxi. Eso es todo... No pillan dos palabras seguidas. Ni la policia, muy fuerte. Te sientes solo. Te miran, se rien (no se de qué) y ya está.
      Hemos intentado ir al aeropuerto en transporte publico. Primera opcion: el metro. En el mapa hemos visto que habia una estacion en el aeropuerto. Linea naranja. Ok, vamos para allá. En el puesto de los billetes nos dicen que no: under construction. Y nos quedamos con una cara de lelos que pa qué. 
      Vuelta pa'trás todo lo que habiamos andado, 15 minutos, y lloviendo. Y el equipaje.
      Segunda opcion: bus. Una chica, la unica que nos ha ofrecido ayuda, se ha acercado a un poli a preguntarle si habia un bus que fuera al aeropuerto. Nos dice que cree que debe haber uno, que vayamos por aquella direccion y preguntemos. 
      Encontramos un puesto de informacion ¡bien!
      Pero, oh, nuestro gozo en un pozo... nos indica con el dedo que preguntemos en la taquilla. Vaya servicio de información de los webs!!!
      Pero la chica del mostrador nos vuelve a la tierra y nos dice que no hay bus desde alli. Nos pide el mapa y nos apunta "algo" en chino... ¿Pero nos has mirado a la cara, pitrafilla? Que no te entendemos... 
      Brrrrrrfff... estabamos rotos, desmoralizados... a punto de sentarnos en una esquina y ponernos a cantar a ver si así nos veian, porque les debíamos resultar invisibles...
      Total, que al final, taxi. Hacemos una cola inmensa, de unos 15 minutos, y finalmente un taxista muy amable nos trae al aeropuerto. No sin antes llevarnos un buen susto cuando de repente se para en medio de la autopista y mira las ruedas... 
      ¿Hemos pinchado? No nos lo podíamos creer... 
      Todo ok, nos dice ( o eso entendemos), porque se sube y sigue conduciendo. 
      Un trayecto de unos 45 minutos nos ha costado 11€... ¿por que no lo habríamos pensado antes?
      En fin, que una vez en el aeropuerto, nos vamos a comer algo (y hoy tiramos de McDonald's version china, que estamos hechos polvo) y a facturar. 
      Nos tomanos algo en una cafeteria para aprovechar el wifi, y aparte de la clavada, nos llevamos otra sorpresa: nos cancelan la reserva de Yangshuo. Nos mandan un mail contandonos que ha habido varios clientes con vomitos desde hace unos dias. Que han estado investigando y que no saben que puede ser, quizás el agua al lavrse los dientes... Así que el Goviernos les ha cerrado el chiringuito hasta que se aclare. 
      Maldita sea!!! Ahora nos tenemos que poner a buscar otro alojamiento... 
      La verdad esd que ese sitio no nos convencia desde el pricipio... y mira, nos sentó mal, pero iogual nos hicieron un favor.
      Ademas nos damos cuenta de que no podemos ver el blog. 
      Joer, acabamos de entrar en China y todo se complica... Pero no pasa nada...nos repetimos  "esto nos hara fuertes" ;)
      El vuelo sin incidencias. Nos dieron una mini burger para merendar, y en algo mas de una hora aterrizamos en Guilin.
      Alli nos esperaba uno de esos que te recibe con una cartulina con tu nombre... eramos como unos VIP, jajaja.  Un chinito que no hablaba nada de inglés y que nos llevaría por 9€ al hostal, ya que a esas horas ya no habia buses a la ciudad.
      Nos pasamos todo el trayecto, media hora, sin hablar, que pena! Le pagamos y nos dieron la habitación. Muy confortable, y la recepcionista, Pak Qui (o algo asi), encantadora. 
      Como llegamos un poco tarde y cansados despues de todas las emociones del día, nos quedamos sopas en cero coma... 
      Mañana será otro día.

      P.D. Gracias Michis, por ayudarnos a publicar la última entrada.
      Como solo se ha publicado una foto, os ponemos aquí el resto, ya que de este día horroroso no tenemos apenas fotos. Creemos que lo hacemos bien, ya nos direis si se ven o no, vale?
      Y perdonad el retraso... hacemos lo que podemos. 

      Saludos a tod@s!!!!






      --
      Camino sola por las nubes, buscando un ángel que me ayude...

      miércoles, 13 de octubre de 2010

      Lunes 11 Octubre. Guilin.

      Hola a tod@s!!!
      Rosa Mari, cancelación solo hemos tenido una... lo que pasa es que lo hemos contado dos veces porque el primer día que entramos en China, al ver que no podíamos acceder al blog, mandamos un mensaje, que al parecer se ha publicado...
      Es que es poco lío, porque no podemos ver bien nuestras entradas... Pero bueno, es lo que hay... Este gobierno, que es poco "especial".

      Bueno, pues vamos con el lunes 11. 
      Estamos en Guilin, y con ayuda del plano que nos mandó la Embajada a casa, elegimos los puntos a visitar. 
      Lo primero que hicimos fue acercarnos a un parque que hay en medio de la ciudad, con dos lagos (Shan Hu y Ron Hu) que tienen unas pagodas muy bonitas. Por la noche las iluminan y crean un ambiente muy bonito.  En la zona de alrededor de los lagos, se concentra la gente ya desde primera hora de la mañana, y se les puede ver haciendo tai chi, bailando, cantando... La verdad es que son muy curiosos. La gente hace mucha vida en los parques. Nosotros no podemos evitar sonreír... y ellos responden de la misma manera... son super majos!
      Después nos desviamos un poco de la ruta tradicional de los turistas y pasamos por una zona donde todo el mundo nos miraba con cara de:"Qué hacen estos por aquí? Así que pudimos observar la cara oculta de Guilin: la gente comprando en el mercado, cortándose el pelo, desayunando noodles... a veces en condiciones higiénicas bastante, bastante, dudosas. Una zona muy pobre, la verdad. Se te cae el alma a los pies de ver las condiciones en las que viven, pero tienen unas miradas tan límpias... 
      Es curioso, porque la gente pobre, pobre no te pide. En cambio, los piratas que se dedican al turismo, te acosan y te persiguen por todas partes... y te intentan sacar todo lo que pueden.
      Andamos durante cerca de una hora. Nos dimos cuenta de que las calles las agrupan por temáticas...pasamos la zona de las novias, la zona de los móviles, de las peluquerías, de los trajes... pero de comida, ná de ná. Así que cuando vimos un McDonald's, pa'llá que nos fuimos. Y sí, ya sabemos que muy chino no es, pero es que eran las doce y estábamos sin desayunar... ¡Qué se le va a hacer!
      Seguimos andando y todo el mundo nos decía:"Hello, Hello!" 
      Nos partíamos la caja... incluso un señor, mostrándonos que sabía más inglés que la media, nos dijo:"Hello, I love you" juas, juas, juas... Nosotros y una pareja de chinos que venía por detrás nos empezamos a reir a carcajadas... Qué risas!
      Luego nos dirigimos a un parque, el parque de las 7 estrellas, pero dudábamos si entrar o no. Se podía visitar solo el parque, o el parque y una cueva que hay dentro. Estuvimos deliberando mucho tiempo, y a nuestro lado había una señora que nos ofrecía un descuento de 10 yuanes por el lote completo.
      Más pesada no se puede ser... qué pasada!
      Nosotros decidimos solo entrar al parque. Lo que es una pasada es que te cobren por entrar en cualquier parque. Es como si cobrásemos por entrar en Montjuic o por ir a ver San Juan de Gaztelugatxe (aunque igual habría que hacerlo). La verdad es que los parques están muy bien cuidados, limpios y bonitos. Pero es que te cobran por todo... Si te quieres hacer una foto en un sitio pintoresco, paga.
      Así que cuando vimos que nos querían cobrar 4 euros por ver la "Colina de la trompa de elefante", que es una piedra con forma de elefante poniéndole imaginación, pues nos negamos... Pero es que encima, todo lo tienen rodeado de bambús altísimos que te impiden verlo desde cualquier otro lado... Así que nos quedamos sin verla... Bah! Que les den, que son unos sacaperras ;)
      Como no teníamos nada más que ese día en Guilin, optamos por ir a ver la Cueva de la Flauta de Caña, que habíamos leído en varios sitios que valía la pena... En menuda hora!!!
      Aquello resultó ser una cueva que creemos que ni piedra ni ná... ¿en qué cueva del mundo te dejan tocar las paredes? En ninguna, a que no?
      Pues aquí no hay problema, porque para nosotros que aquello es otra copia mala, jajaja. 
      Antes de entrar a la cueva, nos dimos un paseillo por el lago en una balsa de bambú. Nuestro "balsero" se llamaba Walker, y mantuvimos una charla muy animada con él. Nos indicó como volver luego al pueblo en bús. Muy majo. 
      La cueva en sí es una cursilada. Estalactitas y estalagmitas, de mentira, con formas extrañas que ellos traducen en cosas como "el león sentado te dice adiós" o cosas así, con colores, láseres y música... Muy molón pa los chinos... pero para nosotros, como que no. Todo lo comentaban en chino... en fín, que salimos desencantados y con 180 yuanes menos.
      Pero al menos nos desahogamos, porque les decíamos: "esto es un timoooooo, estafadoreeeeees". 
      Lo mejor de la visita a la cueva fue que cogimos un moto-taxi para ir hasta alli, ya que esta a unos 5 km. del centro de la ciudad. Regateamos el precio con el taxista y conseguimos que nos llevara por 25 yuanes, unos 2,5€. Esto de tener que andar siempre regateando es muy cansado, eh, no os penséis. El nos pedía 50, que aquello estaba lejos. Y nosotros que no, thank you. Ok, ok, nos decía. 
      Realmente estaba lejos, así que cuando llegamos, le dimos 2 yuanes de propina... de buenos, tontos, que somos. El contento, y nosotros más, porque el viaje fue divertidisimo... El trafico en China es para verlo: bicis, motos, moto-taxis, furgonetas, autobuses, camiones, carretillas, tractores... todos circulan caoticamente, por donde mismamente les sale, pitando muchisimo, adelantando or la derecha, dobles adelantamientos, se paran en cualquier sitio... Vamos, que pasamos un poco de miedo, pero nos reímos un montón.
      Volvimos a la ciudad en el bus que nos indicó Walker, 1 yuan por persona, y nos fuimos al hostal, donde teníamos que reservar la excursión que haríamos al día siguiente a los arrozales y el hostal donde nos quedaríamos a dormir, que no llevábamos desde casa.
      Después de ducharnos, a cenar algo, que hacía un montón de horas que no comíamos nada. 
      Llovía a cántaros, así que nos fuimos a un restaurante justo al lado del hostal. Fue un circo para pedir, porque no había carta en ingles, claro. Aprovechando que una de las camareras distinguía entre carne y pescado, pues nos comimos un arroz con carne y un pescado que a Txumi le gustó mucho. Fue muy divertido, la verdad. 
      Vuelta por un mercadillo, y a dormir, no sin antes preparar el equipaje, ya que al día siguiente tocaba traslado.
      Oye, y ya podeis perdonar por el retraso, pero es que esto lleva un trabajo de la leche... y como siempre estamos tan cansados...
      Saludos a tod@s!