lunes, 13 de agosto de 2012

Cómo surgió la idea...

Me niego a abandonar el blog...
Al igual que "Mandarinos en China", voy a utilizar el blog a modo de diario de viaje, de forma que amigos y familiares puedan estar al tanto de todas nuestras peripecias.
Espero que esta vez no nos resulte tan complicado como en China, jejeje...
Si no lo actualizamos, podéis echarnos la culpa a nosotros... porque supongo que en USA tendremos wifi en casi todas partes...
En fin, creo que acabo de cavar mi propia tumba, jejeje.
Quiero contaros cómo surgió la idea de viaje... y es que después de leer un montón y hacer un planning... leer más... hacer otro planning... cuando ya tenía casi decidida mi ruta por los Parques de la Costa Oeste de USA para mayo-junio, por razones laborales que no vienen a cuento, tuvimos que cambiar de planes...
Las vacaciones deberían aplazarse hasta finales de agosto... algo inusual en mi, y que ha hecho que este año, los meses de verano en el trabajo se me hayan hecho especialmente duros...
Ainsss...
Cancelé las reservas en Yellowstone (menos mal que eran reembolsables) y tuve que ponerme a hacer otros planes... Hasta me planteé irme de viaje yo sola...
Esta vez era Yellowstone lo que se me iba a quedar en el tintero, con todo el dolor de mi corazón... ya que a esas alturas era imposible encontrar alojamiento en el parque...
Seattle era destino indiscutible... New York se perfilaba con bastantes posibilidades... ¿Que tal una ruta por la costa Este?
En estas, iban pasando los meses...
En mayo y junio pudimos disfrutar de otra de nuestras pasiones: Bruce Springsteen.
Gracias a Bruce conocimos a una pareja de canarios... Pero no de los que hacen pio-pio... sino de los que viajan en gua-gua... y en plan locura brusera surgió la idea:
- Oye, chicos... ¿sabeis que Bruce toca en Philadelphia el 3 de septiembre? ¿Como lo tenéis para coger unos días de vacaciones?
- ¿Pero qué dicesssssss?
- Si, ya, ya... Es una locura...
- Mola muchoooooooo
Así que, a lo bobo a lo bobo, me vi planeando un viaje para cuatro, que arrancaría en Nueva York, pasaba por New Jersey, la tierra del Boss, y tenía en Philadelphia su punto álgido, con el concierto de Bruce en una de sus plazas fuertes...
Después, los mandarinos continuaríamos hasta Seattle para disfrutar de nuestra hermana por una semana :-)
He de decir que no es una ruta al uso. Pero es nuestra ruta. Brusera y a nuestro aire.
Se quedan fuera de la ruta sitios "indispensables" en una ruta por la costa este, como Boston, Niagara, Washington...
Pero este viaje surgió gracias a Bruce, y a él se lo dedicamos. Él pondrá la banda sonora a cientos de momentos que compartiremos, entre nosotros, y con vosotros.
Arrancamos!!!

1 comentario:

  1. genial el escrito me trasladas al infinito con tus palabras, parece que ya haya recorrido el universo de tu alma brusera, por supuesto, un bravo por Bruce y por sus ángeles. Y un diez para los canarios que se han apuntado, dicen que la vida es de los locos y los poetas. Besos chicos,.

    Rosa Maria.

    ResponderEliminar